Utilidades Indice Crear Logos Crear Ventana PopUp Generador de Menús Crear Metatags Crear Banners Verifica Links Rotos Optimización Web Crear Botones Más... Cursos Indice Curso de HTML Curso de DreamWeaver MX Curso de PHP Curso de Java Curso de CSS Curso de JavaScript Curso de Photoshop CS Curso de Flash MX 2004 Promoción Indice Artículos Todo sobre Google Programas Lista de Buscadores Rentabilidad Indice F.A.Q. Artículos Programa Premium Métodos de Rentabilidad Zona Novatos Indice Comenzando Programas Consejos Más... Foros Foros Acceso a tu cuenta Regístrate Accede a tu cuenta Redirección con JavaScript Hacer una redirección con JavaScript es muy sencillo. Podemos hacer que la redirección actúe justo al cargar la página o que actúe tras un cierto tiempo. Redirección al cargar la página:

domingo, junio 22, 2008

De cómo insultar sin perder la compostura

Hay maneras y maneras de insultarse. La forma más tradicional y la primera que uno observa en la vida en sociedad es la referencia a la madre del insultado. Los políticos, sin embargo, no gustan de estas ordinarieces y suelen recurrir al navajazo limpio, eso sí, siempre con educación.

Un ejemplo claro de cómo insultar, criticar y atacar "sin que se note" nos lo ha ofrecido, gratuitamente y en directo, el Partido Popular a lo largo de este fin de semana. El congreso ha sido, sin duda, una feria de muestras de cómo hacer la guerra a la vez que supuestamente se firma el tratado de paz.

DE LA IDENTIFICACIÓN

En primer lugar, hay que identificar a las partes del conflicto. No resulta muy complicado, aunque no sirve con fijarse en el color fundamentalmente azul de las camisas.

1. Los compromisarios que hacen agradecimientos a Rajoy en sus intervenciones son de Rajoy, los que hablan de Aznar como si aun fuera el Presidente, son los críticos.
2. Los compromisarios que dicen que no hay que cambiar nada son críticos. Los que dicen que no hay que cambiar pero que hay que cambiar de imagen son de Rajoy.
3. Quienes aplauden efusivamente a Gallardón son de Rajoy, los que hacen ese ruido raro que se oye de fondo, son críticos.

DE LA IMPORTANCIA DE LAS PALABRAS

La intervención de Rajoy, un ejemplo de cómo intentar decir dos cosas a la vez: no cambiamos, pero cambiamos. Para que lo entiendan, que nadie piense que el PP va a cambiar, que no va a cambiar; pero que la idea es que los que les van a votar sí piensen que han cambiado. Solución, no cambiar, pero dar la imagen de que se ha cambiado.

En la intervención de Mayor Oreja para explicar la labor de los eurodiputados del PP, Mayor Oreja ha pasado más tiempo hablando de si "es mejor estar solo que mal acompañado" que de su gestión como europarlamentario.

Aznar dice que vota Rajoy "por responsabilidad". Entiéndase, que, visto que ninguno de los críticos se ha decidido a dar el paso, no queda otro remedio que votar a Rajoy.

Una única lista. Eso sí, un 21'2% de los delegados no ha votado la lista de Rajoy, sino que ha votado en blanco; con un total de 409 votos en blanco. Se habrá despistado esta pobre gente.

DE CÓMO MATAR CALLANDO

Los críticos llevan meses diciendo lo que hasta hace poco decía el PP del PSOE: que se está maltratando a las víctimas del terrorismo. Han criticado muy duramente la salida de la dirección de María San Gil. El respuesta de Rajoy: poner a la hermana de Miguel Ángel Blanco en la Dirección, así escenifica el apoyo que recibe de las víctimas y del País Vasco.

Desde el PSOE se critica la falta de interés por la igualdad por parte del PP y su relación estrecha con la Conferencia Episcopal. La respuesta de Rajoy: una mujer divorciada y madre soltera es la nueva secretaria general.

DE CÓMO PERDER UN CONGRESO

El congreso del PP se ha saldado con vencedores y vencidos. Aunque no han presentado candidatura alternativa, los críticos han perdido este congreso, porque han jugado a atacar sin tener capitán en el equipo. Al no presentar candidatura alternativa, y dar muchos de ellos la cara públicamente, lo único que han conseguido es quemarse y en la mayoría de los casos que Rajoy ya no les de su confianza para estar en la dirección del partido. Al no estar en la dirección del partido, los críticos se encuentran en situación de debilidad ante un futuro congreso, mientras que personas como Gallardón han quedado perfectamente posicionadas ante batallas futuras.